pegar.es.

pegar.es.

Cómo arreglar los desperfectos de tus paredes pintadas

Cómo arreglar los desperfectos de tus paredes pintadas

Introducción

La pintura es una forma económica y efectiva de darle un nuevo aspecto a una habitación. Pero con el tiempo, las paredes pueden sufrir desperfectos, como agujeros, grietas y desconchones, que arruinan la apariencia de la habitación. Si te estás preguntando cómo arreglar estos desperfectos, has venido al lugar correcto. En este artículo, te explicaremos cómo arreglar los desperfectos de tus paredes pintadas para que puedas disfrutar de una habitación con un aspecto impecable.

Agujeros en la pared

Los agujeros en la pared son uno de los desperfectos más comunes que pueden aparecer en una habitación. Estos agujeros suelen ser causados por clavos o tornillos que se retiran, o por algún tipo de impacto. Para reparar estos agujeros, necesitas los siguientes materiales:

  • Esponja
  • Pintura de la misma tonalidad que la pared
  • Pasta para pared
  • Lijadora
  • Espátula
  • Papel de lija de grano fino

Paso 1

Retira cualquier objeto cercano al agujero y limpia la zona afectada con una esponja húmeda. Deja que la pared se seque antes de proceder.

Paso 2

Usando la espátula, aplica una cantidad generosa de pasta para pared en el agujero. Usa la espátula para alisar la pasta para que quede lo más uniforme posible con la pared.

Paso 3

Deja que la pasta se seque durante unas horas. Si la pasta se encoge al secarse, añade más pasta para conseguir una superficie lisa y uniforme.

Paso 4

Cuando la pasta esté completamente seca, usa una lijadora para suavizar la superficie. Usa papel de lija de grano fino para conseguir el acabado más uniforme y suave posible.

Paso 5

Una vez que la superficie esté suave, puedes proceder a pintar la zona con pintura de la misma tonalidad que la pared. Usa un pincel fino para conseguir el mejor acabado posible.

Grietas en la pared

Las grietas en la pared son otro desperfecto común en las habitaciones. Estas grietas pueden ser causadas por una variedad de razones, como cambios en la temperatura o en la humedad. Para reparar estas grietas, necesitas los siguientes materiales:

  • Esponja
  • Resina epoxi
  • Lijadora
  • Papel de lija de grano fino
  • Pintura de la misma tonalidad que la pared

Paso 1

Usa la esponja húmeda para limpiar la zona afectada. Asegúrate de que la pared esté completamente seca antes de proceder.

Paso 2

Usa una herramienta puntiaguda para raspar suavemente cualquier fragmento suelto de pintura o yeso alrededor de la grieta. Asegúrate de no dañar el yeso que queda en la pared.

Paso 3

Coloca una pequeña cantidad de resina epoxi en un recipiente. Mezcla la resina de acuerdo a las instrucciones del fabricante.

Paso 4

Usa una espátula para aplicar la resina epoxi sobre la grieta. Asegúrate de aplicar suficiente resina para llenar completamente la grieta. Alisa la resina con la espátula.

Paso 5

Deja que la resina se seque durante varias horas o durante toda la noche. Cuando la resina esté completamente seca, usa una lijadora para suavizar la superficie. Usa papel de lija de grano fino para conseguir el acabado más uniforme y suave posible.

Paso 6

Cuando la superficie esté suave, puedes proceder a pintar la zona con pintura de la misma tonalidad que la pared. Usa un pincel fino para conseguir el mejor acabado posible.

Desconchones en la pared

Los desconchones en la pared pueden ser causados por una variedad de razones, como impactos o el envejecimiento de la pintura. Para reparar estos desconchones, necesitas los siguientes materiales:

  • Esponja
  • Lijadora
  • Papel de lija de grano fino
  • Pintura de la misma tonalidad que la pared
  • Película protectora para pintura

Paso 1

Usa la esponja húmeda para limpiar la zona afectada. Asegúrate de que la pared esté completamente seca antes de proceder.

Paso 2

Usa una espátula para raspar cualquier fragmento suelto de pintura alrededor del desconchón. Asegúrate de no dañar la pared.

Paso 3

Usa una lijadora para suavizar los bordes de la zona del desconchón. Usa papel de lija de grano fino para conseguir el acabado más uniforme y suave posible.

Paso 4

Una vez que la zona del desconchón esté suave, puedes proceder a pintar la zona con pintura de la misma tonalidad que la pared. Usa un pincel fino para conseguir el mejor acabado posible.

Paso 5

Cubre la zona que rodea el desconchón con una película protectora para pintura. Esto evitará que la pintura se extienda más allá del límite del desconchón.

Paso 6

Deja que la pintura se seque durante varias horas. Cuando la pintura esté completamente seca, retira la película protectora para pintura.

Conclusión

Arreglar los desperfectos de tus paredes pintadas no tiene que ser una tarea difícil. Con los materiales adecuados y un poco de paciencia, puedes devolver a tus paredes su aspecto original, sin gastar mucho dinero. Ya sea que necesites arreglar un agujero, una grieta o un desconchón, las instrucciones de este artículo te guiarán para que puedas conseguir los mejores resultados.